LAS VEGAS (KLAS) — El gobernador Steve Sisolak declaró un estado de emergencia el martes, debido a la nieve y las tormentas que alteran las carreteras, al norte de Nevada.

Esta declaración permite que las autoridades estatales le ordenen a los vehículos enfrentando problemas climáticos en las carreteras, el regresar a un lugar seguro hasta que las condiciones mejoren. Esta emergencia tiene como fin prevenir que las personas queden varadas en las carreteras por las noches y con temperaturas de frío extremo, sin acceso a servicios.

Los vehículos transitando por las carreteras 50, 207 y 28, están enfrentando retrasos debido a la nieve que cayó y se extendió hasta el martes por la noche.

“Necesitamos que todos aquellos que están en estas carreteras, se regresen a un lugar de albergue seguro, así nuestro personal de emergencias puede seguir con su trabajo”, dijo Sisolak.