LAS VEGAS (KLAS) — Más negocios siguen cerrando sus puertas, algunos de manera temporal, tras una alza de contagios pero también tras escasez de personal.

El equipo de 8NN investigó y habló con dos dueños de restaurantes en el valle, que están enfrentando estos inconvenientes, días antes de fin de año.

“Lo último que queremos hacer es no contar con el personal necesario y que la gente se vaya con una mala experiencia”, dijo Ryan Wilson, dueño de Lawry’s The Prime Rib.

Wilson planea reabrir la primera semana del 2022 ya que se vio forzado a cerrar luego de que cuatro empleados de la cocina dieran positivo de COVID.

Sin embargo, otros restaurantes del valle siguen este ejemplo, como Crepe Station, la sucursal ubicada sobre Lake Mead Boulevard y Jones Boulevard.

“Estamos obligados a hacerlo, al final del día, seguimos en tiempos difíciles”, dijo William Tejeda, dueño del local. “Sé que no es la mejor decisión pero al menos tendremos más tiempo para dedicarnos a contratar a más gente para resurgir más fuertes”.

Tejeda planea cerrar su establecimiento por aproximadamente un mes, ya que este restaurante normalmente opera con 10 empleados y estuvo solo con cuatro debido a que tuvieron problemas para contratar a más personal.

Otros restaurantes como Gritz Cafe y Good Pie en Downtown Las Vegas se suman a la lista de cierres de forma temporal.