TAMPA, Fla. (WFLA) – La invasión rusa en Ucrania ha despertado preocupación en todo el mundo. Como reacción, las acciones mundiales se desplomaron durante la noche y los precios del petróleo aumentaron, lo que en última instancia podría conducir a precios más altos de la gasolina y los comestibles.

Rusia es uno de los mayores productores mundiales de petróleo y gas natural. El conflicto en Ucrania podría, a su vez, interrumpir el flujo de petróleo y hacer que los precios de la gasolina en EE. UU. suban. Los expertos predijeron un aumento en los precios en la bomba de hasta 30 centavos por galón.

Las sanciones y contrasanciones también podrían llevar esos precios a máximos históricos.

Los consumidores también podrían terminar pagando más por los artículos esenciales en la tienda de comestibles, especialmente por el trigo y los cereales. Rusia y Ucrania juntas producen más del 25% de las exportaciones mundiales de trigo y casi el 20% de las exportaciones de maíz.

También se espera que la crisis provoque cambios bruscos en los mercados a medida que los inversionistas globales se preocupan por el conflicto en desarrollo.

A principios de esta semana, el presidente Joe Biden abordó el conflicto en curso y prometió minimizar los impactos en los EE.UU.

“Voy a tomar medidas enérgicas para asegurarme de que el dolor de nuestras sanciones esté dirigido a la economía rusa, no a la nuestra”, dijo el presidente Biden. “Estamos monitoreando de cerca los suministros de energía para detectar cualquier interrupción. Estamos ejecutando un plan en coordinación con los principales consumidores y productores de petróleo”.

Los expertos dijeron que esperan que los impactos sean a corto plazo, pero dijeron que depende de muchas incógnitas a medida que avanza el conflicto.