LAS VEGAS (KLAS) — Los padres de familia verán el último cheque mensual del crédito tributario por hijo (CTC) en diciembre a menos que el Congreso decida extenderlo por otro año.

Estos subsidios fueron parte del Plan de Rescate Estadounidense firmado por la actual administración, en donde le permitió a los padres de familia optar por recibir hasta un 50% del total en seis pagos por adelantado de una cantidad de $300 o $250, según las edades de los hijos. El resto del crédito lo obtendrán cuando hagan la declaración de impuestos en el 2022.

El Servicio de Rentas Internas (IRS) aconsejó aprobar una extensión para el 2022 antes del 28 de diciembre, para garantizar que los pagos de mediados de enero sean distribuidos a tiempo, según lo indicó el senador Ron Wyden, presidente de la Comisión de Finanzas del Senado. En noviembre, se enviaron más de $15 mil millones a familias de unos 61 millones de niños, confirmó el IRS. Los hogares elegibles para este subsidio recibieron una suma de $77 mil millones desde el primer pago de este programa, a mediados de año.

Estos seis pagos en total cubrían la mitad de los beneficios propuestos para el año, lo que significa que la mayoría de padres recibieron $250 mensuales por cada hijo calificado entre las edades de 6 y 17; mientras que fueron unos $300 mensuales por cada hijo calificado menor de 6 años.

Las familias que tengan un ingreso superior a $150,000 que hayan declarado los impuestos de manera conjunta o viudos/as no calificarían para esta ayuda. El límite para jefes de familia es de $112,500 al año y $75,000 para los que declararon sus impuestos siendo solteros, indicó el IRS.

Muchos padres utilizaron estas aportaciones mensuales para poder cubrir los gastos básicos como comida, cuentas, material escolar, etc., según indicó la Oficina del Censo. Estos pagos también ayudaron a reducir la pobreza infantil en el país, el objetivo inicial de la actual administración.

Hasta el momento, estos pagos mensuales no seguirán en el 2022.