ESTADOS UNIDOS (AP/KLAS) — El incremento rápido en los casos de coronavirus registrados en el país es motivo de alarma, pero algunos expertos creen que la atención debería centrarse en el número de hospitalizaciones por COVID-19 y estas no están aumentando.

El doctor Anthony Fauci dijo el domingo en la cadena ABC que, dado que muchas infecciones causan pocos o ningún síntoma, “es mucho más relevante fijarse en las hospitalizaciones que en el número total de casos”.

Mientras la contagiosa variante ómicron se extiende por Estados Unidos, los nuevos casos de COVID-19 por día triplicaron en las últimas dos semanas. Las escuelas, los hospitales y las aerolíneas pasan apuros por la falta de personal causada por el aislamiento de los trabajadores infectados.

Los ingresos hospitalarios promediaban 14,800 al día la semana pasada, lo que supone un aumento del 63% con respecto a la semana anterior, pero aún están por debajo del máximo de 16,500 al día de hace un año, cuando la gran mayoría de los estadounidenses no estaban vacunados.

El número de defunciones se mantuvo estable durante las dos últimas semanas, con un promedio de unas 1,200 diarias, muy por debajo del máximo histórico de 3,400 del mes de enero del 2021.

Los expertos en salud pública sospechan que estas cifras, tomadas en conjunto, reflejan la efectividad de la vacuna en prevenir un cuadro grave de COVID.

El Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) informó el martes que ómicron es responsable del 95% de las nuevas infecciones.