TIJUANA (Border Report) – A partir del próximo lunes, 19 plantas maquiladoras planean cerrar sus puertas durante al menos un mes en respuesta a las precauciones COVID-19 al sur de la frontera.

Los cierres resultarán en el despido de manera temporal de aproximadamente 4,200 empleados.

“Vamos a seguir el decreto de estado de emergencia y unirnos a los funcionarios y nuestros empleados para salvaguardar nuestro bienestar al permitir que todos se queden en casa y sigan la cuarentena y juntos reduzcan la propagación del Coronavirus”, dijo Ossie Díaz de Grupo Tacna, que opera y supervisa fábricas en México para inversores extranjeros.

“Los gerentes de algunas de las compañías propiedad de intereses estadounidenses han acordado renunciar al 25% de sus salarios para beneficiar a los empleados desplazados”.

Pero muchos empleados afectados por los despidos han expresado su preocupación por su capacidad para llegar a fin de mes.

“Les estamos diciendo que busquen a sus bancos y otros acreedores para ver si diferirán los pagos hasta que termine esta situación”, dijo Díaz.

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, ha dicho que quiere que las compañías continúen pagando a los empleados a través de paros laborales asociados con COVID-19.