LAS VEGAS (KLAS) — Varios protocolos de seguridad y salud serán implementados en un albergue de migrantes luego de un brote de varicela que dejó a más de 70 personas infectadas, la mayoría niños.

Las personas que se encontraban albergando en Leona Vicario en Juárez, comenzaron a mostrar síntomas de esta enfermedad a principios de diciembre, pero no fue hasta esta semana cuando sucedió el traslado de migrantes y aquellos infectados quedaron aislados del resto. Se le prohibió la entrada a nuevos migrantes para residir en este lugar y de esa manera evitar el contagio a nuevas víctimas, dijeron los oficiales mexicanos el viernes.

Por desgracia, esta enfermedad suele tener un aproximado de dos semanas de periodo de incubación, en donde los brotes se vuelven difícil de detectar hasta que ya son imposibles de ocultar, dijo Gumaro Barrios, director del Departamento de Salud Estatal en Juárez.

Se reporta que más de 50 niños y sus familiares fueron aislados y tienen restricciones de salida del albergue debido a esta enfermedad altamente contagiosa. Algunos migrantes han decidido abandonar el albergue por su salud y por mientras este no estará aceptando a nuevos integrantes.

(AP Photo/Marco Ugarte, File)

Entre las maneras de prevenir o evitar el contagio agresivo como el de la varicela se encuentran: el lavarse las manos con frecuencia, cubrirse el rostro al estornudar, mantener el área donde se encuentra desinfectada y estar atentos a cualquier señal que se presente, ya sea síntomas o brotes físicos.

“Lo más importante es detectarlo a tiempo… lo primero es que los familiares lleven a sus niños al doctor enseguida y que estos puedan determinar de manera tempranera si es varicela o no”, dijo Barrios. “De esta forma, podemos atacar el problema y alertar al resto”.

Por su parte, este albergue contaba con 811 personas de diferentes países centroamericanos, mexicanos y otras personas provenientes de distintas regiones que se encuentran esperando respuestas tras las peticiones de asilo político para ingresar a los Estados Unidos.

La cifra de afectados por esta enfermedad se estima que va desde 72 a 74, la mayoría son menores de edad. Los doctores seguirán visitando los albergues como hasta el momento, dos veces al día, en la mañana y en la tarde. Sin embargo, los padres de familia deben estar atentos para que esto sea detectado a tiempo y de esta manera atacar el problema antes de que sea demasiado tarde.

Con la colaboración de Julian Resendiz, Border Report. Para esta y otras historias sobre inmigración, visita la página en línea BorderReport.com.